En el período previo al Año Nuevo Chino, las tarifas en la ruta Lejano Oriente – Norte de Europa lograron mantener su impulso alcista. El promedio del mercado registrado en la plataforma Xeneta aumentó de US$$1.487/FEU el 1 de diciembre de 2017 a US$$ 1.726/FEU el 16 de febrero de 2018, lo que representa un aumento del 16,1%.

De acuerdo a Xeneta, el aumento de la tarifa puede haber sido incluso mayor si los transportistas hubiesen tenido más éxito implementando completamente su tarifa FAK mínima deseada en la ruta, la que se situaba alrededor de los US$1.900- US$2.000/FEU, al 1 de febrero. En comparación, el promedio del mercado en la plataforma Xeneta fue de US$1.732/FEU el 1 de febrero, mientras que el mínimo del mercado se situó en US$$1.374/FEU.

Aunque el Año Nuevo chino se dio con posterioridad en 2018 en relación al año anterior, el incremento no fue tan disímil a lo informado por el mercado en 2017, ya que las navieras se apresuraron a cumplir con los envíos antes del cierre de las fábricas en China. Entre el 1 de diciembre de 2016 y el 28 de enero de 2017, las navieras pudieron aumentar las tarifas en es la misma ruta comercial en un 12,1%.

Las dificultades de sostener el alza

A pesar de que las navieras históricamente han podido aumentar las tarifas en el periodo anterior al Año Nuevo chino, muy raramente éstas se mantienen tras la fecha. De hecho, en 2017 no pudieron mantener las tarifas una vez que las celebraciones de Año Nuevo llegaron a su fin.  Entre el 28 de enero de 2017 y el 28 de febrero de 2017, las tarifas disminuyeron de US$2.018/FEU a US$1.731/FEU, vale decir, una caída del 14,2%.

En 2016, también se informó de una tendencia similar. Entre el 8 de febrero de 2016 y el 16 de marzo de 2016, las tarifas bajaron de US$887/FEU a US$553/FEU, lo que representó un descenso del 39,9%. Sin embargo, las caídas en las tarifas posteriores al Año Nuevo Chino en 2016 reflejaron un entorno de tarifas más inestables, panorama que desde entonces se ha comenzado a estabilizar.

Tomando la tarifa promedio mensual en el comercio del Lejano Oriente – Norte de Europa, la inestabilidad ha disminuido desde un promedio de cambio mensual de 28,4% en 2016 a 5,8% en 2017, lo cual es visto como una perspectiva positiva para el flujo de caja de una naviera.

Expedidores

Aunque los fundamentos del mercado desempeñan el papel predominante en la determinación de cómo se desarrollan las tarifas, la reducción en la inestabilidad de las tarifas mensuales podría sugerir que son menos propensas a repuntar inmediatamente después de cualquier disminución.

Mientras tanto, los expedidores prudentes, que buscan finalizar sus ofertas RFC junto con el análisis de los fundamentos del mercado, desean obtener una ventaja al investigar cómo se han comportado las tarifas en los últimos años, después del Año Nuevo Chino.  En tanto, aquellos que buscan contratos a largo plazo tendrán la información necesaria para comprender mejor cómo se pueden comportar las tarifas y qué impacto podría tener este comportamiento en los contratos de largo plazo.

Por ejemplo, los primeros indicios muestran que las tarifas han seguido la tendencia observada en años anteriores, aunque a un ritmo ligeramente menor en comparación con 2017.

Desde los US$1.726/FEU a los US$1.606 FEU del 6 de marzo de 2018, se observa una caída del 7.0%. Durante el período equivalente al año nuevo chino de 2017, las tarifas disminuyeron de US$2.018/FEU el 28 de enero a US$1,714/FEU el 15 de febrero, lo que representa un descenso del 13,0%.

Con las tarifas FAK a la deriva, aquellos que buscan un “valor” comparativo de sus contratos a largo plazo a partir del segundo trimestre de este año, están empezando a obtener mayores descuentos en comparación con los asegurados en el primer trimestre de 2018.

Sin embargo, si los contratos a largo plazo y las tasas FAK se alinean de manera más estrecha, como ocurrió en los últimos tres meses de 2017, descuentos adicionales a las tarifas spot podrían convertirse en una realidad.

Fuente: MundoMaritimo.cl