Tras cinco años de discusión, se zanjó la decisión sobre dónde se construirá el Puerto de Gran Escala. El proyecto contempla una inversión en torno a los US$3.300 millones a 2030 y triplicará la capacidad de San Antonio.

La construcción de un Puerto de Gran Escala (PGE) ha sido un tema en discusión desde 2012. Pero ayer, finalmente, la Presidenta Michelle Bachelet confirmó que esta megaobra se construirá en San Antonio. Y es que tras evaluar una serie de variables como costos, conectividad, proyecciones de demanda, percepción ciudadana y planificación territorial establecieron que esta ciudad sería la apta para instalar este proyecto que contempla una inversión en torno a los US$3.300 millones hacia 2030.

De esta manera, se zanjó la carrera entre Valparaíso y San Antonio que comenzó hace cinco años. Pese a que en la industria señalan que la decisión de alguna manera era prevista dado que la geografía de San Antonio reúne las condiciones necesarias, algunos actores del sector consignan que existen otras prioridades en materia logística y portuaria más urgentes que el PGE.

La obra contempla más de 3.300 metros y otorgará mayor competitividad y productividad al puerto. Según cálculos de la Empresa Portuaria de San Antonio el megapuerto triplicará la capacidad, pasando de 3 millones de TEUS -unidad de medida de transporte marítimo- a 9 millones de TEUS. De este modo, aumentará aún más su ventaja sobre Valparaíso como el principal puerto local.

“Esta es una excelente noticia para San Antonio y la V Región, que consolida su posición actual como la zona portuaria más importante del Pacífico Sur”, dijo el presidente de Puerto Central (PCE), Roberto Zilleruelo. Según agregó, Valparaíso y San Antonio suman una capacidad de 3,8 millones de TEUS, aunque sólo se estaría usando el 61% de ella. Así, consignó que se deben resolver desafíos que se han surgido con sólo el 61% de uso de la capacidad instalada. Entre ellos, la necesidad de nuevas autopistas, mejorar los accesos a los puertos y un tren. “Si hoy tenemos problemas de congestión, se multiplicarán al usar el 100% de la infraestructura ya construida y más aún con el proyecto de Puerto de Gran Escala”, indicó.

Consultado Daniel Fernández, presidente de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), coincidió con que es necesario mejorar la conectividad de los puertos, con el fin de evitar los cuellos de botella que hoy existen en sus accesos.

Para el gerente de la división Terminales Portuarios de SAAM, Yurik Díaz, San Antonio es la mejor opción técnica y económica para el desarrollo del PGE por su conectividad vial y ferroviaria, así como por la cercanía a los centros de consumo y zonas de producción de exportaciones. “Este proyecto de PGE da tiempo para mejorar toda la cadena logística, ya que desde la perspectiva de la infraestructura portuaria, hay capacidad suficiente para satisfacer la demanda por los próximos 10 a 15 años”, dijo.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, manifestó que para la comunidad portuaria la decisión era algo esperado. “No pilla a nadie por sorpresa”, dijo, aludiendo a los estudios técnicos que han señalado que existen mejores condiciones por razones geográficas y morfológicas en San Antonio para construir un puerto de estas características. De hecho, en 2013, el Presidente electo y mandatario en ese tiempo Sebastián Piñera, anunció que el megapuerto se construiría en San Antonio y no en Valparaíso. P

 

Fuente: pulso.cl